Tareas que me he traido

Homenaje a Monterroso.

Cuando volví de desayunar, el destrozo ya estaba hecho.

 

Fin del homenaje.

 

 

Esto es lo que he contado al seguro del coche de alquiler para explicarle por qué faltaba un trozo de protección del faro trasero izquierdo.

La verdad solamente la saben Milagros y Arantza. Quizás también Koldo se acuerde. Y sin duda Roberto y Lilia lo saben. Pero, por su bien, guardarán silencio los cinco, jajaja. Bip. Bip. Bip….

 

 

Tareas que me traigo después de 15 días por estas tierras:

 

1º agradecer a Uberto la invitación al Foro de la Bibliodiversidad y al Salón del Libro de Huelva. Pedirle que no me vuelva a invitar. Gozo demasiado. +3 kilos.

2º agradecer al Cangrejo, crustáceo sin par, la invitación al III Festival de Perfopoesía y el haberme incluído en las mesas a) Edición independiente de poesía, b) editoriales blogueras c) bibliodiversidad. Pedirle que no me vuelva a invitar. Gozo demasiado. +otros3 kilos.

3º felicitar a Ubú por el excelente equipo y por la organización. Pedirle que no me vuelva a invitar. Gozo demasiado.

14º agradecer a Emilio, efusivamente por cierto, porque la cenorra y la copiosa y variada conversa lo merecen, la complicidad en perpetrar ese «hotel de 1000 estrellas» que me traigo en el bolsillo. +2 kilos.

14 y 1/2 impagable ese «Yo soy más igual que tú«, ¡ah! y enviar a Emilio, también, el frikifrús del equipondio y 36 secretos de Bilbao

4º enviar a JesúsG el libro «Poesía de barra«. Pedirle que siga haciéndonos reir.

5º Manolo: el hecho de que te llene de pena el alma al saber que de momento no volverás a escuchar mi melodiosa y cazallera voz, no te exime del pecado de haber huído antes de la despedida. Aurelie está de acuerdo conmigo en que es una ordinariez dejar a una dama con la palabra en la boca, no puedo comer, porque la tengo llena ¿y ahora qué hago?

6º a) enviar a Manolo (aunque no se lo merece) el CD con las fotos y el video de SU actuacón, memorable, le incluiré alguna de él mismo sacándola. La foto, digo.

6º b) pedirle que me devuelva la caja con mis ideas si no va a utilizarla. No parece haber apreciado demasiado el presente.

7º agradecer a «LA familia» que me hayan adoptado como «una más», en ausencia de Manolo.

7º despedirme de Agustín, por email. Y prometerle que Uberto y yo le fusilaremos el proyectobló, pero para editoriales suicidas.

8º subir los videos y los audios a iVoox, a Youtube, a Facebook, al blog y twittearlo todo.

9º enviar a Javier las fotos y el video pseudonazareno que hicimos en mayo, antes de que se borre a sí mismo del disco duro por falta de atención (el video, digo)

11º pedir a Gulliver que me mande el corte de voz del poeta del Sahara Luali Lahsen, que me ha emocionado con ese «por fin el cielo se acuerda de nosotros, lloviendo»,

12º agradecer a Luali el regalo de ese poema y de la antología completa.

12º pedir a Gulliver que me mande el corte de voz de Alicia, la responsable del centro cultural l’Excorxador de Elche, que ha hecho un monólogo digno del Club de la Comedia hablando de Perfopoesía.

13º escribir sobre las «Maripuri Express» o «elefantes rosas» que hacen multopoemas y eso, que ya os contaré…

13º pedir a Gulliver que me mande el corte de voz del elogio de los malos poetas, que ha hecho el ‘peazo’ mal-poeta gaditano Alejandro Luque. Buscar su email, felicitarle porque me ha dejado sin aliento y pedirle el pregón para que lo pueda compartir con vosotros..

14º enviar a Silvana todo el material de contaminación masiva que le he prometido.

15º contar a Joan que, tras 17 años he vuelto al «Sol y sombra» de Triana y que sigue igual. Igual de maravilloso y de golfo. Y de sucio pero con el mejor Salmorejo del mundo, el de la foto. No exagero.

16º mandar un beso grande y cibernético a miJuan, el próximo poeta de A Fortiori editorial, por venir con su hermana poeta Sole Parole, su comestible sobrina, su príncipe Z y sus mocos a darme un beso.

10º no volver a aceptar ni una sola invitación a este tipo de eventos con estas gentes de malvivir, que luego me dan mucho trabajo y se me olvida hasta contar en números ordinales y vuelvo rodando de tanto comer y comer. Y beber. Y menos mal que ya no fumo.

Escrito en el aeropuerto de Sevilla, esperando a que un avión me devuelva a casa y antes de empezar a beber para olvidar… por si acaso lo vuelco aquí en el decimoséptimo día de las calendas de octubre del año X de este siglo veintiuno.

Salud, cultura, anarquía y tareas de este tipo tengáis siempre

P.D. Por cierto, gentes que os movéis por el aeropuerto de Sevilla ¿os habeis fijado cómo chirrían las sillas cuando te levantas y cuán molestas son? joder.

P.D.2 No. De veras que no he empezado ni a beber ni a fumar. Es este estado semiflotante en que te sumerges cuando tratas con gentes tannnnnnn (c)rea(c)tivas. Usa la (c) que quieras, que no tiene copirrí.

P.D.3 Aquí os dejo, por cierto, el video que no se oía el otro día: El desamor en tiempos de Facebook. No os lo perdáis.

 

 

1
De: Anónima Fecha: 2010-10-21 17:31
¡No parece que estés aburrida! En el saludo a lo de tareas de este tipo tengáis siempre deberías añadir y tiempo para realizarlas

Abrazos estresadossolodepensarlo 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.