Dar de leer en el siglo XXI

Aprendemos de tres formas: imitando, jugando y equivocándonos. Cuando somos niños hacemos las tres cosas sin problema, somos investigadores natos, pero la escuela no permite la diversión y penaliza el error.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.