Míticos Gnomos de Jardín

Gnomos de jardín: horribles, míticos, fálicos

p (89)

No debe existir un adorno de peor gusto… pero convivimos con ellos desde hace miles de años. ¿Se puede creer que en Francia hubo (hay) un “Frente de liberación de enanos de jardín”? Secuestraron decenas antes que los detuvieran y todavía luchan en la clandestinidad.

Hay algunos tasados en millones y está instalado en nuestro fuero íntimo, el temor de que las figuras sean la representación de la peor cobardía de quienes pueden burlarse sólo si la víctima no los puede matar a trompadas.  ¿O también hay algo de envidia y frustración por la leyenda paralela del priapismo?  El priapismo consiste en una erección continua pero en el caso de gnomos y enanos, se acompaña con la conviccion de tamaños descomunales. Hoy el enanismo goza de respeto y afecto, en tanto que la medicina ha contribuido a que disminuya radicalmente la anomalía con tratamiento de la insuficiencia endócrina que produce la mayor parte de los casos.

Pero la singular investigación de Alberto no tiene relación con el enanismo y las realidades, sino con los duendes, gnomos y otras versiones de seres mitológicos que transitan paralelamente a todas las creencias, en todos los continentes y que –curiosamente– tienen características comunes independientemente de la latitud y las culturas. Endiabladamente inteligentes, laboriosos, tramposos, vengativos, a menudo se casan con mujeres hermosas y esconden fortunas formidables, aunque son avaros. Si no te parece extraño que estén tan identificados y en realidad sean una superchería… es que no tenés curiosidad.

Por Alberto Moroy

Según el folclore alemán, los gnomos o enanos de jardín son amuletos de la buena suerte. Se supone que ayudan en las tareas de la casa y en las áreas rurales suelen ser colocados en las vigas de los galpones como vigías. Antes de pasar de moda, en Uruguay se usaban como adorno en los jardines y a veces sobre muros y techos como “guardianes del mas allá”.

Todavía recuerdo la casa ubicada en la rambla Republica de México y  la calle San Nicolás en Punta Gorda (Montevideo). Quedaba a pasos de la escuela Nº 81, por lo que la veía todos los dias. Su jardín ademas de una fuente oval con pescados de colores y algún pingüino verdadero de los que  aparecen en la playa, tenía gnomos de jardín, hongos y cervatos, sin dudas un jardín eclético o con la visión de un niño, casi un parque temático donde tal vez estaba Blanca Nieves, pero no la vi.

1

¡La casa con la fuente ova l! / Gnomos uruguayos

Los enanos de cemento, no eran lo único que decoraba el jardín de los uruguayos, también había con lúgubres maceteros grises de cemento chorreado. Enanos (duendes – gnomos) de cemento de vividos colores, los habia por todos lados. Con el tiempo fueron despareciendo quedado relegados a barrios periféricos de Montevideo,  incluso hoy se los suele ver y quizás vuelvan a estar de moda.

Enanos de jardín Uruguay

https://www.flickr.com/photos/lucasmalcuori/sets/72157623336198248/

f2 (86)

Enanos (gnomos) de jardín uruguayos

 

Antes de adentrarnos en el mundo de los Gnomos  le presento a Sherlock Gnomes

(2018) Primer Tráiler Oficial

Imagen de previsualización de YouTube 

Definición de Gnomo

Ser fantástico con figura de enano y poderes mágicos al que se sitúa escondido en los bosques.

¿De dónde salieron las estatuas de jardín?

Las representaciones visuales de enanos aparecieron en el arte chino, egipcio y romano. En todas partes simbolizaban la fertilidad y seguramente esta es la razón por la cual las figuras a menudo se presentaban desnudas con partes íntimas impresionantes expuestas (consideradas al mismo tiempo un rasgo característico del enanismo). En la antigua  Roma, pequeñas estatuas de piedra que representaban al dios de la fertilidad greco-romana Priapus, también el protector de los pisos. Se colocaban con frecuencia en los jardines romanos.

Priapus era originalmente un dios de la fertilidad de Asia Menor. Ganó un poco de popularidad entre los griegos alrededor del siglo IV a.C. y fue adoptado por los romanos, que creían que garantizaría la fecundidad y los protegía  del mal. Las estatuas de Príapo se instalaron en los jardines romanos, y su enorme falo fue considerado como un elemento de disuasión para los ladrones (los ladrones heterosexuales, supongo). Las esculturas de Príapo también se colocaron en manantiales de agua cuya pureza estaba bajo su cuidado. (¡cómo no recordar a Manneken Pis en Bruselas!)

f3 (86)

Invocación de Príapo. Grabado del siglo XIX de un supuesto bajorrelieve de Pompeya

Enanos y otras curiosidades en los jardines europeos ¡Impresionante! (Usar traductor)

http://docplayer.net/56272840-Dwarfs-and-other-curiosities-in-the-european-gardens.html#show_full_text

 

Edad Media, en Turquía

Según la teoría más aceptada, la historia de estos se remonta a la Edad Media, en Turquía. Los enanos de jardín serían réplicas de pigmeos que se reclutaban para trabajar en galerías de minas subterráneas. Estos pequeños mineros utilizaban bonetes rojos rellenos con hierbas para protegerse de los derrumbes, y vestían prendas coloridas con el fin de ser vistos en la oscuridad de las cavernas. Dichos personajes fueron rápidamente considerados como símbolos de las fuerzas ocultas, de la ingeniosidad y del conocimiento de tesoros escondidos. Para exorcizar posibles maleficios de estos seres que vivían en contacto con criaturas infernales del centro de la tierra, para conjurar a estos demonios hipotéticos, los explotadores de minas mandaron confeccionar figuras de tierra semejantes a sus empleados.

En Europa siglo XVI 

En la Europa post-antigua, después de la ruptura medieval,  varias esculturas de figuras fueron colocadas nuevamente en los jardines cuando llegó el Renacimiento. Por primera vez aparecieron a principios del siglo XVI cuando se exhibía un grupo de esculturas antiguas en el patio del Vaticano Belvedere. 41°54′15″N 12°27′17″E

A mediados del siglo XVI, las estatuas originales y antiguas se convirtieron en elementos decorativos inherentes de los jardines residenciales que incluían elementos pictóricos, visuales, escultóricos (frecuentemente conectados con el agua) y florales. En los jardines renacentistas, especialmente los italianos, las decoraciones arquitectónicas y escultóricas particularmente ricas estaban conectadas con fuentes, cascadas, piscinas de agua, ninfas, grutas, teatros de agua.

La colocación de las esculturas del jardín cambió significativamente en los jardines manieristas (finales del siglo XVI) donde algunos elementos escultóricos, a pesar de estar inspirados por la antigüedad, estaban más cerca de las apariciones oníricas que las presentaciones clásicas de héroes y dioses míticos. La aparición de un nuevo grupo de esculturas que presentan enanos se relacionó con la difusión de la pasión por coleccionar diferentes curiosidades en toda Europa que comenzó a principios del siglo XVI. Dichos artículos fueron recolectados debido al creciente interés en los fenómenos naturales, que incluyen tanto a los enanos como a los gigantes,

¡¡De terror!! 

El enano  de carne y hueso desempeñó un papel especial más allá de la función de bufón de la corte. Probablemente esta idea vino de Mesopotamia a Egipto y luego a la antigua Grecia y Roma. El principal lugar de trabajo del enano-bufón en esos países fue la corte, pero en ocasiones especiales, principalmente durante los juegos olímpicos, también en fiestas y orgías. Ya en la Edad Media casi cada corte europea tenía algún  bufón.  El enano de la corte era un juguete. Mantener a los enanos en la cancha era de buen gusto; era un signo de riqueza, una medida de lujo y esplendor de la corte. Además, era práctico: un bufón entretendría, audaz y perversamente a decir la verdad, dar consejos, burlarse de la estupidez y consolar a las personas angustiadas, apaciguar el enojo y la exasperación de los gobernantes.  La corte alimentaría a los bufones enanos porque eran necesarios para su correcto funcionamiento biológico y psicológico. Su risa liberaría la tensión, a menudo remediaría la situación. La demanda de enanos, era importante. En  la organización de su cría especial, Catalina de Medici sobresalió en esos experimentos. Era un triste pero funcional recurso para quienes padecían enanismo.

Esculturas de enanos de Jardín

Durante los siguientes treinta años, las esculturas de enanos se hicieron populares en muchos jardines de la Europa de habla alemana, especialmente en los países gobernados por la familia Habsburgo (Tirol, Alta Austria), Estiria) y en Baden-Württemberg. En muchos casos algo intrigantes incluyen jardines de monasterios, principalmente los benedictinos como en Kremsmuenster (Alta Austria), Gleink (Estiria), Lambach (Alta Austria), Altenburg (Turingia), así como diseños de residencias pertenecientes al clero.

Paracelso 1493-1541 y los gnomos

Los gnomos de jardín fueron descritos por primera vez durante el período renacentista por el alquimista suizo Paracelso 1493 -1541como “figuras diminutas de dos vanos de altura  que no deseaban mezclarse con los humanos”. Durante este período, los ” grotescos ” de piedra, que normalmente eran figuras chillonamente pintadas, de figurillas de un metro de altura, se colocaban comúnmente en los jardines de los ricos. Paracelso o Teofrasto Paracelso fue conocido porque se creía que había logrado transmutar plomo en oro mediante la Alquimia y por haber creado un homúnculo, un diminuto humano creado a partir de procesos alquímicos.

f4 (80)

Paracelso en 1538 / Paracelso y un manual para crear homúnculos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.